sábado, 22 de noviembre de 2008

VIDEO VIAJES ESPACIALES PARTE 5

QUINTA PARTE DEL VIDEO
De la segunda temporada "El Universo" The History Channel.

video

Se discute la manera de como hacer grandes viajes entre las estrellas y incluso a otras galaxias. Para ello de debería utilizar la curvatura del espacio - tiempo para tomar "atajos" para ello se debería concentrar enormes cantidades de energía o masa en el espacio o generar un poderoso campo electromagnético para desplazarse simulando a una partícula denominada taquión (hipotetica partícula supra luminica). . .

16 comentarios:

Daniel D dijo...

Dentro de las tecnologías para “ahorrar” tiempo en un viaje interplanetario, se ve que la velocidad de la luz es la más veloz en el universo, ¿es cierto esto? ¿si es que existiese otra, sería la suficiente para realizar un viaje a la estrella más cercana, en menor tiempo que lo que se haría con la velocidad de la luz (lo cual para éste caso sería de 50,000 LY)?

YURI FLORES dijo...

si la particula taquión es una particula teorica , como se sabe o imagina que sea mas veloz que la velocidad de la luz?

YURI FLORES dijo...

existe una teoria en la cual una nave espacial imitaria las cualidades de la particula teorica taquion el cual vieja a mayor velocidad que el de la luz, esto quiere decir que si esta teoria fuera correcta los viajes enterplanetarios o intergalacticos serian como cruzar de una habitacion a otra.

J.DEL AGUILA C. dijo...

Pregunta: ¿ Quien y como logro determinar que la velocidad de la luz es la velocidad Maxima Limite del Universo?

Comentario:
Con respecto al cometario de YURI FLORES,se considera que los Taquiones por que estos despues de distintos resultados experimentales, parecen sugerir que estos objetos viajan a velocidades superiores a la velocidad de la luz en el vacío. Pero estas investigaciones realizadas especialmente por físicos y astrofísicos teóricos, pueden especular libremente, con la matemática como guía de su intuición; pero tarde o temprano, deben someter sus conclusiones a confrontación con el experimento. Como lo explicó el físico norteamericano Richard P. Feynman: Si no concuerda con el experimento está mal. En esta sencilla afirmación está la clave de la ciencia. No importa cuán hermosa sea su especulación. No importa cuán inteligente sea usted,si no concuerda con el experimento está mal.

Mayor FAP Jorge del Aguila C.

Segundo Diplomado en Defensa Y Desarrollo Aeroespacial.

jampuero dijo...

Respondiendo a Daniel D, le doy respuesta en el sentido que el elemento más veloz que conoce el ser humano, lo que es mérito de Einstein, es la luz (300,000 km/h); sin embargo, estudios científicos formulan la hipótesis de que el taquión dejaría atrás la velocidad de la luz por su maza especial y puede romper los límites de esa velocidad.
COM FAP JORGE AMPUERO BEGAZO

Manuel Teixeira dijo...

Pregunta2
Que metodo seria el mejor para deplazarse de un lugar a otro en el espacio, Alcanzar la velocidad de la luz o Desarrollar la teoria de la particula Taquion para buscar un atajo en el espacio??
Manuel Teixeira
II Diplomado de defensa

Manuel Teixeira dijo...

respondiendo al comentario de Yuri Flores respecto a la particula teorica taquion, Creo que la particula taquion no es mas veloz, sino que ella encuentra un atajo en el espacio puede ser debido a su estructura electromagnetica y razga el espacio dirigiendose a otro lugar como si el espacio se doblara y se acortara la distancia entre un punto a otro como en una servilleta, al final uno recorre menos distancia de un punto a ptro y no esw necesario ser tan rapido como la luz.
Manuel Teixeira
II Diplomado de Defensa

LUIS CHAVEZ V. dijo...

Respondiendo a Damiel. Si es la mas veloz del universo, pero el problema es que el universo es inmenso, para eso se esta estudiando el paralelismo universal. luis chavez v

LUIS CHAVEZ V. dijo...

Contenstando a Yuri flores. NO el taquion no es mas veloz que la luz su limite es la velocidad de la luz, el taquion lo que crea es una masa imaginaria e donde se pude viajar incorporada a ello, pero lo que mencionas de una habitacion a otra es la solucion denominada PARALELISMO UNIVERSAL, es decir que materia y masa pueden doblarse y acercar una estella o planeta.

LUIS CHAVEZ V. dijo...

Que velocidad se requiere para atravesar la atmosfera y llegar al espacio? luis chavez v.

zeca dijo...

considerando que al llegar a la velocidad de la luz, todo cuerpo se convierte en energia, que tan controlable seria eso para los fines planteados, cosiderando que el universo esta plagado de materia, como evitar esos obstaculos , como lograr el recorrido sin alterar la energia conducida?

Antonio Ravenna dijo...

Para responder a la pregunta de Daniel D encontre el siguiente artículo el cual transcribo:
Límite de velocidad, trescientos mil kilómetros por segundo. Según la física actual, y todas las pruebas han demostrado hasta ahora que está en lo cierto, nada en nuestro universo puede desplazarse a una velocidad superior a esa, que corresponde a la que tiene la luz, y las radiaciones electromagnéticas, en el vacío.

Cuando se ponen límites, la mente humana comienza a buscar maneras de romperlos, de ahí que violar la barrera de la luz sea un reto anhelado por muchos visionarios. A pesar de todo el poder de la imaginación, los hechos y las matemáticas, son muy claros: el límite es inviolable. La teoría de la relatividad de Einstein, en la que se basa este límite, ha sido comprobada y corroborada hasta la saciedad durante todo el siglo XX, por mucho que les pese a los heterodoxos. Pero esto no significa que todo esté perdido, siempre hay atajos.

Una de las frustraciones más grandes del límite de velocidad universal es que nos pone muy difícil el llegar a las estrellas. Nuestra nave espacial más moderna tardaría en llegar a Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano a nuestro Sol, varios miles de años. No pasa nada, llegará el día en que tengamos navíos con los que surcar el espacio a velocidades infinitas… ¡no! la imaginación de los creadores de mundos fantásticos que hacen recorrer el cosmos a sus héroes en naves translumínicas es algo por desgracia imposible. Incluso con la tecnología que nos permita construir vehículos con capacidad de velocidad cercana a la de la luz, se tardarían años en llegar a las estrellas más próximas y milenios en llegar al centro de la galaxia.

¿Porqué no se puede sobrepasar ese límite? Sin entrar en las temidas, para muchos, ecuaciones matemáticas que lo demuestran, la teoría nos dice que cuanto más rápido se mueve un objeto material, más masa posee y más lento transcurre “su” tiempo, visto por un observador externo. A velocidades moderadas, como a las que estamos acostumbrados, el aumento de masa de un objeto en movimiento es imperceptible. Pero, cerca de la velocidad de la luz, por ejemplo a un 99% de la misma, la masa aumenta muy rápidamente. Si el objeto llegara a moverse a la misma velocidad que la luz, poseería una masa infinita, algo imposible. Así, para llegar al límite habría que aportar a la nave una energía infinita. En los aceleradores de partículas, herramientas de la física avanzada donde campos magnéticos potentes hacen viajar en un anillo de vacío las partículas subatómicas a altas velocidades, se ha comprobado ya la veracidad de la teoría.

Con todo esto, plantear el viaje físico a mayor velocidad que la luz es, al menos para nuestro universo con sus estrictas leyes naturales, una herejía.

Esto incluye a los escritores y guionistas de ciencia ficción… a no ser que utilicen los “atajos” de la creación. Es tan tentador retar a Einstein que el número de rebeldes contra el límite de velocidad de la luz ha crecido con los años, a pesar de saber que es una batalla perdida… ¿o tal vez no?

Aquí van algunos ejemplos de presunto quijotismo en la física teórica. El grupo de los transgresores de la ley einsteniana están recibiendo el apoyo de muchos laboratorios, incluso la NASA los está empezando a tomar en serio en su proyecto Breakthrough. Geoffrey Landis es un especialista en física teórica, pero también escribe ciencia ficción, lo que dice mucho de su carácter indomable. Su trabajo principal consiste en desarrollar la energía solar para vehículos espaciales en la NASA, pero su mayor preocupación como científico es desafiar a Einstein. Su arma secreta son los agujeros de gusano. La relatividad nos dice que la materia distorsiona el espacio-tiempo, si la acumulación de materia en un punto sobrepasa un límite se rompe el tejido espaciotemporal creándose un agujero negro, famoso objeto mimado por los astrofísicos. ¿Dónde quiere llegar nuestro amigo Geoffrey? Muy simple, ya que la masa pliega el espacio, creemos un agujero en el tejido del universo que junte de forma instantánea dos puntos alejados miles de años luz, como cuando al perforar una hoja de papel plegada se ponen en contacto las dos superficies del mismo. El agujero formado, llamado de gusano por su “similitud” con los que hacen los insectos en las manzanas, sería el medio idóneo para recorrer el universo. Eso sí, no estamos en condiciones de construir un agujero de este tipo pues las energías necesarias para ello son inmensas, y mucho más lo son las que harían falta para mantenerlo estable. Estoy hablando de energías del orden de la que se desencadenó en el Big Bang. Pero Landis no se desanima, según su teoría, en el momento mismo de la creación universal surgieron muchos de estos agujeros de gusano que se encontrarían ahora vagando por el espacio. No habría más que localizarlos y utilizarlos.

Hay muchos otros modelos similares, que no entran en contradicción con la relatividad, utilizando agujeros negros en rotación y cargados eléctricamente. Todo ello meras construcciones de la mente que no nos van a hacer viajar por las estrellas, al menos no en muchos siglos.

Marc Millis es otro de los soñadores de la NASA que no se conforman con el límite de la velocidad de la luz. Su trabajo consiste en idear atajos que permitan a las astronaves llegar rápidamente a puntos alejados del espacio. Este soñador, obsesionado desde pequeño con la exploración espacial, ha conseguido que la agencia espacial norteamericana le ponga al mando de un equipo capaz de encontrar los tan ansiados atajos cósmicos. Su llamamiento a toda la comunidad científica para aportar ideas no le ha salido muy bien. Los que han respondido afirmativamente son, en su mayoría, excéntricos investigadores o escritores de ficción. Algunas grandes instituciones académicas han criticado esta iniciatica por pseudocientífica. No es de extrañar, muchos de los que respondieron a la llamada de Mills dicen estar en contacto con extraterrestres o incluso con el espíritu del incansable Einstein. Con estos ejemplares no es de extrañar las críticas. Pero no todos son alucinados con un cerebro pasado de vueltas. Raymond Chiao, de la Universidad de California, respondió… ¡y no es ningún idiota! Este físico y sus colaboradores han logrado hacer que partículas subatómicas “viajen” más rápido que la luz, eso sí, no han violado la sacrosanta relatividad. Durante muchas décadas se habló de los taquiones, partículas con energía negativa que viajarían más veloces que la luz. Nunca han sido halladas, pero lo que Chiao ha logrado es mucho más impresionante.

El propio Einstein formuló un experimento mental hace más de sesenta años para desafiar a la mecánica cuántica. Según uno de los principios de la nueva mecánica, la medición en una partícula de un sistema determinado afectaría instantáneamente a otra situada lejos de ella. Con esto, la información viajaría mucho más rápida que la luz, podría decirse que con velocidad infinita. A Einstein esto le parecía un disparate. La fantasmagórica acción a distancia, como se conoce al experimento, no era más que eso, una idea fantasmal… hasta que llegó Chiao y lo demostró en su laboratorio. Su complejo montaje experimental, que exige láseres, óptica avanzada y ordenadores sofisticados ha sido validado ya en otros laboratorios. La ciencia ha aceptado el desestabilizador trabajo de Raymond Chiao. Los fotones de su experimento son capaces de “desaparecer” y volver a “aparecer” incluso con barreras materiales en medio, de forma instantánea. ¿Podría hacerse lo mismo con una nave espacial? Sería el atajo perfecto. Desgraciadamente esta tecnología no sería aplicable a objetos macroscópicos, con lo que no sirve para el viajero estelar. Lo más curioso de las experiencias de Chiao es que no violan, ni por un momento, la relatividad ni la mecánica cuántica. Llegados a este frustrante punto aparece la figura de un auténtico hereje de la física de hoy… ¡y además presume de serlo! Bernard Haisch trabaja como físico para una compañía aerospacial norteamericana, y su pasión es la energía del punto cero. La física actual reconoce que el espacio no está “vacío” sino que en su seno surgen y se destruyen a cada instante pares de partículas y antipartículas creando un campo energético que desaparece antes de ser perceptible. Esas partículas, llamadas virtuales, son lo que interesa a este personaje. Hasta aquí todo va bien… sólo se tuerce la cosa cuando afirma tajantemente que toda la física del siglo XX es una farsa. ¿Qué? A pesar de todos los experimentos que han confirmado la veracidad de los dos grandes pilares de la física del pasado siglo, la relatividad y la mecánica cuántica, llega Haisch y nos dice que no valen para nada. No es de extrañar que en la profesión le miren mal ¡como para no hacerlo! Simplemente: todo lo que acepta la física está equivocado. ¿No será un alucinado más? Bernhard se defiende aduciendo que la Tierra parecía el centro del universo, todas las observaciones lo probaban… hasta que se vio que estábamos equivocados. Con la física actual ocurriría algo parecido. El modelo del universo del campo cero que propone, sería mucho más simple que el actual. Las partículas virtuales sí tendrían efectos en nuestra realidad, interaccionando con la materia. La inercia sería explicada por medio de la presión ejercida por estas partículas, al igual que todos los efectos sobre los campos y las ondas.

¿Qué tiene esto que ver con la velocidad de la luz? Muy simple. Si se logra cancelar los efectos de esa barrera virtual, se podría acelerar más allá de la velocidad de la luz. Matemáticamente el modelo del universo de campo cero podría ser válida, pero tiene en contra a la mayoría de la comunidad científica. Haisch no desespera, confía en que los siglos le den la razón pues está convencido de ser un adelantado a su tiempo.

Fuente: http://www.alpoma.net/tecob/?p=56

pavel_vera dijo...

Este campo magnetico que proponen para que se comporte como un taquion y facilite el desplazamiento de una aeronave en el espacio podria tambien este mismo campo magnetico preservar a los tripulantes protegiendolos de las radiaciones emitidas por el sol.

LUIS SOTOMAYOR dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de J del Aguila, la experimentacion cientifica es lo que da la validez a las teorias, el taquion es todavia una particula teorica que no ha sufrido la contratatacion experimental para convertirse en una Teoria cientificamente valida. Esperemos que los cientificos a cargo puedan demostrar y concluir en su existencia fisica.

alberto becerra perez dijo...

CONTESTANDO LA PREGUNTA DE MANUEL TEXEIRA;

PIENSO QUE EL MEJOR DESPLAZAMIENTO, ES A TRAVÈS "ACERCAR EL ESPACIO" MEDIANTE LA TEORIA DE TAQUION, SIN EMBARGO, PIENSO QUE ALGÙN DIA PODAMOS ACOPLARNOS EN LA SUPERFICIE DE UN COMETA (HALLEY)A FIN DE QUE PERMITA NAVEGAR POR EL ESPACIO

LUIS SOTOMAYOR dijo...

La ciencia pura puede en algunos casos sobrepasar el limite de la misma para entrar en el campo de la ficcion. Sin embargo el gran reto del hombre es precisamente concluir cientificamente en la demostracion de las teorias sobre la posibilidad de romper la estructura del espacio-tiempo y viajar de un punto a otro en el universo o de un universo a otro, en un instante. Segun veo los experimentos en ese sentido van por buen camino pero todavia no se pueden aplicar a objetos macroscopicos, como una nave espacial.