miércoles, 31 de diciembre de 2008

3 - 2 - 1 ... 1 - FELIZ AÑO NUEVO 2009 - EL MINUTO DE 61 SEGUNDOS



Este año será uno de los mas largos de la historia no solo porque le añadimos un día por ser año bisiesto 2008 el 29 de febrero sino que le añadiremos un segundo adicional. La escala del tiempo se ligaba al periodo de rotación de la Tierra, que se suponía uniforme, denominado Tiempo Universal o TU, donde el segundo estaba definido como 1/86.400 del día solar medio. Sin embargo, la rotación de la Tierra no es uniforme dependiendo de su trayectoria orbital alrededor del Sol, las fuerzas de marea o de las interacciones gravitatorias con el Sol y la Luna. Para resolver este problema se define el Tiempo de efemérides o TE, que se basa en el movimiento orbital de la Tierra alrededor del Sol más que en la rotación de la Tierra sobre su eje. La consecuencia es que la rotación de la Tierra se des acelera continuamente perdiendo una ínfima parte de su energía cinética. La rotación terrestre medida precisamente oscila alrededor de un promedio y un segundo es añadido cuando este alcanza los 0,6 segundos, este se denomina segundo intercalar ( leap second ) recuperando la diferencia entre el Tiempo Universal TU y el Tiempo Atómico Internacional TAI.


Este segundo intercalar es añadido en coordinación entre el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia (International Earth Rotation and Reference Systems Service) o IERS, y el Observatorio de París que determinan si el 30 de junio o el 31 de diciembre es preciso añadir -o quitar- un segundo al año.
Un segundo es la duración de 9.192.631.770 periodos de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiper finos del estado fundamental del átomo de cesio 133, a nivel del mar (con campo magnético cero). El número de oscilaciones fue escogido para que su duración fuera lo más similar posible al segundo de efemérides establecido en 1900 como hemos aprendido este a variado desde entonces.
Hay opiniones que deberían dejar el sistema de conteo de tiempo astronómico para regirnos solo por el del reloj átomico y no ligarlo al fenómeno astronómico sustentados en la complejidad de su rectificación en el sistema GPS que rigen la navegación y la posición global. Estos satélites llevan cuatro relojes atómicos con los cuales puede apreciar pequeñísimas diferencias de tiempo en las señales emitidas, para poder ubicar la posición mediante triangulación, pero o que se olvidan es que cada uno de estos satélites necesitan orientarse astronómicamente.
Lastimosamente los que pensaban escuchar los 61 pulsos electrónicos de la señal horaria no se dará ya que los pulsos de cada segundo del ultimo minuto la señal será compensada en 1/60 de segundo casi imperceptible.
Finalmente Felices fiesta y próspero Año nuevo 2009.

No hay comentarios: